AGROGNOMOS


DURAZNOS (Prunus Persici)

durazno

El durazno es uno de los frutos cultivados en las dependencias de la Estación Experimental de Pirque. Es un fruto muy con bastantes plantaciones en el país. Chile cuenta con 4 variedades, llamadas “Elegant Lady”, “Flavorcrest”, “Sweet September” y “O’Henry”; además se debe considerar la producción de los nectarines, que son una derivación del durazno, pero no posee los agrupamientos de pelo característicos de la especie duraznera. En nuestro país las regiones con mayor producción de este fruto son las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y la del Libertador Bernardo O’Higgins. Dentro de las cualidades comunes entre las diferentes variedades del durazno destaca el hecho que sea un fruto que posee una única semilla en su interior, esta a su vez está rodeada por una dura cáscara. Además su piel puede ser lisa o aterciopelada, pero siempre mantiene el patrón común en su color, mezcla de rojo con tonalidades amarillas. Su cara, otra cualidad apreciable a simple vista, puede ser amarilla o blanquecina, dándole un gusto ácido balanceado con el dulzor característico en el primer caso, o un gusto dulce con escaza sensación de acidez en el segundo. En cuanto a sus requerimientos de cultivo, el durazno necesita de condiciones de frío, pero en proporciones adecuadas, pues no es resistente a las heladas. A su vez, es una especie que necesita altas temperaturas para que se concrete la maduración del fruto. Es por esto último que la plantación de los duraznales se debe llevar a cabo en lugares abiertos y con una gran exposición al sol, pero manteniendo una distancia prudente para una adecuada ventilación y que facilite la circulación del aire frío. Otra condicionante a la hora de la plantación de este fruto, es la temporada en que esta faena se debe realizar. Es importante que esta se haga a comienzos de invierno, para que las raíces puedan asentarse y puedan alimentar la brotación en primavera. Otro aspecto importante en el proceso de cultivo de los duraznales es su riego, el cual debe ser constante e incrementado previo a la cosecha. En el caso de los duraznos, el riego por goteo es una buena opción, pero normalmente se utilizan los surcos para obtener una gran volumen. Por último se debe considerar el requerimiento nutritivo en el caso de los duraznos, pues necesitan un aporte considerable de nutrientes y una alta dotación de Nitrógeno.

Links:

abcagro.com

cffa.org








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: