AGROGNOMOS


CULTIVO DEL MAIZ (PIRQUE)

Nombre científico: Zea mays.

Introducción:

Es un cultivo muy antiguo, difundido por las culturas prehispánicas en América Latina. Hoy es un cultivo muy popular en todo el mundo, muy importante como alimento de la población y nuestro país no es ajeno a esto. Es uno de los cultivos presentes en la Estación Experimental de Pirque de la Pontificia Universidad Católica de Chile. El aspecto de la planta de maíz es similar a una caña, de unos 4 m de alto. No presenta ramificaciones . Sus hojas son largas, con extremos cortantes. Sus raíces principalmente le permiten el anclaje y la firmeza en el terreno de siembra.

Riego:

El riego del maíz está en el orden de los 5 mm por día, principalmente el riego se otorga por el método de aspersión (véase aspersión en la sección de riego). Es importante que en el momento de crecimiento de la planta, el riego disminuya, pero se mantenga a humedad constante. En el período vegetativo el riego se hace indispensable, siendo óptimo su riego de unos 10 a 15 días antes de la floración. En el período de floración es vital la permanente humedad de la planta, que hagan posible una efectiva polinización. Si bien el riego es fundamental, a la hora de privilegiar el crecimiento de la mazorca se debe disminuir el volumen hídrico.

Período de siembra:

La siembra del maíz debe hacerse de modo que se aproveche la mayor cantidad de temperatura, para así obtener una buena germinación, por lo tanto en nuestro país la siembra debe realizarse a finales de Agosto o inicios de Septiembre. En este período las heladas están en declive y las temperaturas bordean los 12 °C, siendo la temperatura ideal de 18°C. La siembra del maíz se efectúa en líneas o hileras. Se realiza a una profundidad de 5 cm. Cada línea está separada de la siguiente por aproximadamente 1 m y entre cada componete de la línea existe un espacio de aproximadamente 25 a 30 cm. Los requerimientos nutritivos del maíz abarcan elementos como el Nitrógeno, Fósforo y Potasio. Además de otros como el Boro, Magnesio, azufre , Molibdeno y Cinc.

Etapas de crecimiento:

El proceso de crecimiento del maíz cuenta con varias etapas, que van desde la etapa de sembrado hasta la maduración del grano propiamente tal. Este proceso de crecimiento comienza con la Nascencia, fase que se extiende desde la siembra hasta la aparición del coleóptilo (estructura que nace de la semilla y emerge hacia arriba, llegando a la superficie, recibiendo estímulos lumínicos y continuando su crecimiento). La etapa de nascencia dura entre 6 y 8 días. Después llega el período de crecimiento, donde tiene lugar el crecimiento de hojas con una frecuencia esperada de una cada tres días. Al cabo de 4 o 5 semanas, lo ideal es que la planta tenga formadas todas sus hojas. Luego viene la etapa de floración, la cual comienza con la formación de la panoja en el interior del tallo 25 a 30 días después de la siembra. Después de 4 a 6 semanas ocurrida esta situación, comienza la emisión de polen que dura de 5 a 8 días.

Posterior a esto, comienza la fecundación de los óvulos por efecto del polen, dando lugar a una de las últimas etapas, la fructificación. En este período la mazorca adopta un color castaño, y además alcanza el tamaño normal transcurridas 3 semanas. También se forman los granos y aparece en ellos el embrión. Con la aparición de los granos, se produce su llenado con una sustancia lechosa y rica en almidón. Finalizando el proceso de crecimiento y maduración del maíz, se procede al secado, la cual se produce la octava semana después de la polinización. Transcurrido este tiempo, el grano alcanza el índice de 35 % de humedad, considerándose maduro fisiológicamente. Después es la sucesiva pérdida de humedad la que le da el carácter comercial influyendo en este fenómeno diferentes factores como la temperatura y la humedad ambiental.

Producción nacional:

La producción nacional de maíz se acerca al millón y medio de toneladas. Estadísticamente hablando, la producción de maíz está separada de acuerdo a distintos tópicos, como la producción de grano seco y la producción de semillas. El siguiente cuadro resume la superficie con plantaciones y la respectiva producción de acuerdo a los tópicos antes mencionados.

En cuanto a la demanda nacional del cultivo de maíz, esta principalmente se satisface con la producción de Argentina, Estados Unidos y algunos pequeños volúmenes de Bolivia y Paraguay., aparte de la producción de Chile, que llega aproximadamente a 1.440.000 toneladas.

Links:

infoagro.com

odepa.gob.cl








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: